Un total de 16.000 personas acudieron ayer al concierto que el cantante mexicano Alejandro Fernández ofreció en el Estadio de Gran Canaria, superando las expectativas, según informó hoy ‘La luciérnaga producciones’, encargada de la organización del evento, en un comunicado.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 29 (EUROPA PRESS)

Fernández ofreció un espectáculo de iluminación y sonido que superó las 2 horas y media de duración. Así, apareció sobre el escenario dispuesto a conseguir que disfrutasen todos los que deseaban verle y escucharle.

El concierto comenzó con las canciones ‘A manos llenas’, ‘Qué voy a hacer con mi amor’ y ‘No se me hace fácil’. Posteriormente, se dirigió al público, quien no paró de cantar y aplaudir.

Por su parte, el momento de mayor intensidad se vivió cuando los mariachis se subieron al escenario, "transportándonos hasta Méjico a través de la música y de las imágenes que la acompañaban", indicó el comunicado.

También dedicó unas palabras a los espectadores, considerando que "fue un placer estar en una ciudad tan hermosa con gente tan hermosa" o que se sentía "orgulloso" de poder cantar y compartir su música, "ya que los artistas se alimentan del cariño de la gente y de los aplausos. Gracias por 15 años de carrera", dijo.

El artista reconoció haber vivido "uno de los conciertos más especiales de su gira", repleto de románticas baladas, sensuales ritmos latinos y tradicionales rancheras, que impregnaron el ambiente de puro sabor mejicano.

El espectáculo tuvo 39 canciones y un show que "encandiló" a todos aquellos que quisieron vivir su música en directo. Además se contó con más de 100.000 vatios de luz, 80.000 de sonido y un gran despliegue de audiovisuales arroparon a Alejandro Fernández, que presentó una producción espectacular. También hubo pantallas gigantes, 400 metros cuadrados de escenario y un gran diseño de iluminación y sonido sorprendieron a los más de 16.000 asistentes.

Un total de 16.000 personas acuden al concierto de Alejandro Fernández en Gran Canaria- EcoDiario.