Dejó  su propio negocio de publicidad en busca de su verdadera vocación: ser actor. Después de tres años…