EL ARSTISTA VENEZOLANO SE HIZO ACOMPAÑAR EN EL CONCIERTO DE TRES DE SUS HIJOS

El cantante subió a las fanáticas a cantar y bailar “La conga”.

Ricardo Montaner cantó junto al dominicano Pavel Núñez, en las siguientes gráficas la Primera Dama, Margarita Cedeño de Fernández, quien estuvo de cumpleaños.

LA ROMANA.- Ricardo Montaner, el cantante venezolano de baja estatura que promete llevarte en tenis “a la cima del cielo”, demostró el pasado sábado en Altos de Chavón que es un artista muy popular, que sus composiciones gustan, en fin, que su romanticismo no está quedado. ¿La prueba?, el delirio de adultos, jóvenes y adolescentes ante las pisadas y entonación del artista abanderado con la misión protectora de la infancia, encarnada por UNICEF.

Montaner no solo logró un concierto espectacular al llenar el anfiteatro Altos de Chavón, incluida las famosas esquinitas, la noche del pasado sábado casi entrada la madrugada de ayer, sino que se consagró como un verdadero embajador del canto, la prédica y los valores de este tiempo.

El artista desbordó toda su energía y la de parte de su familia, durante dos horas y quince minutos, en una memorable y convincente actuación, que hablan muy bien de las tablas que posee como un experimentado cantautor, cuyo entusiasmo en escena pareció distender el mal trato de su personal a la prensa.

La ocasión pareció más que un concierto para recrearse con un público que le admira y conoce sus canciones, una terapia de grupo; donde el intérprete venezolano salió airoso de las emociones que destapó y la conexión con el público.

Ataviado de negro, apoyado en nueve músicos, tres baterías, dos piano, un sintetizador y tres guitarras; junto a tres coristas y un excelente equipo de sonido y luces, Montaner dio la batalla, sin valerse de otros recursos que no fueran las canciones románticas, el amor por la familia, su fe en el Todopoderoso y la ley de causa y efecto, que no deja espacio a la casualidad.

El camino a las piedras del anfiteatro Altos de Chavón, tiene tramos peligrosos, de sumo cuidado. El estacionamiento, abarrotado, anunciaba la devoción dominicana al productor venezolano. Pavel, el chico de “Paso a Paso”, corrió el telón imaginario de un escenario sólo tintado de instrumentos y pantallas.

Las canciones de Pavel, quien siete días  antes llevó el sombrerito y la Big Band Núñez tutelada por Sandy Gabriel a Santiago, volvió a comprobar lo abrazadas que son sus estrofas por las miles de personas que asistieron al Tour 2008 de Ricardo Montaner, patentizado por cerveza Presidente.

Siendo las 10:19 de una noche empapada en el Cibao y con nubes amenazantes en La Romana del Este, Ricardo, salió a escena con “La Chica del ascensor”. Y así, con la euforia por la muchacha que le subía la presión, Ricardo se paseó con los clásicos tennis, chaqueta y el corte bonitillo que luce actualmente.

Con la veteranía que da el tiempo y la consagración, el venezolano que trabaja en un disco sobre los poemas del bardo chileno, Pablo Neruda, desarrolló un show creativo, ágil y tan familiar como el cafecito Santo Domingo y el diario Tan Dominicano como tú.

Cerveza y móvil en mano, eran artículos comunes en el paisaje público. También el souvenir de la telefónica Orange que iluminaba el firmamento de las piedras.

La banda le ofrendó la música para que el artista repitiera “Hoy tengo ganas de ti”, coreado por titirimundati. A éste le siguió? “Soy tuyo” y el inolvidable estribillo “te regalo una orquesta de gemidos y ponerle sentido al sin sentido. Te regalo una copia de mi llave para que me abras con confianza el alma, te regalo un pasaje hasta mi almohada, para que sea mi cuerpo tu parada. Soy Tuyo, soy tuyo”.

Luego, una pausita y el tema “Adónde va el amor” fue dueño de la noche en que “te recorro en mis recuerdos, y otra vez descubro que tu cuerpo arde en mi memoria…como un fuego viejo… y eterno…” fue un suspiro requete recordado, cantado y  dedicado vía el ship del teléfono móvil.

A las 10:38 pm, Ricardo Montaner saludó. “!Uy, ta’ lleno!” exclamó antes de advertir  “miren la hora bien y a las tres de la mañana me avisan”. El público, evidentemente halagado le regaló la ovación que fue antesala de “Sólo por un beso” donde el artista  recordó aquel ser humano que con dulzura entiende sus palabras y ama su locura.

Para ella, lo demás “la que me domina con una sonrisa, pintada en sus labios, la que entrega todo sin pedirme nada, solo que la ame, la que en silencio logra todo en mi. Solo con un beso”.   Héctor Montaner, uno de sus hijos le acompañó a concluir la interpretación y luego cantó “Amor del bueno”.

El futbol fue co-protagonista del concierto. Montaner lanzó al público balones autografiados. Imaginarán la cantidad de manos alzadas para tocar aquella pelota garabateada por Montaner.  Público adulto y joven, extranjeros y jevitada corearon y cantaron con el artista temas como: “Tengo Ganas”, “Conga”, “Soy Tuyo”, “Yo Puedo Hacer” y “Tan enamorado” y “Me vas a estrañar” que iban acorde con las imágenes de tres pantallas colocadas en el escenario alusivas a los temas,  recreadas con imágenes de la naturaleza y del propio exponente artista.

“Así no nos vamos a poner de acuerdo” reiteró el artista cuando invitó a los presentes a pedirle las canciones que deseaban y tras el bullicio que concitó, optó por un popurrí con sus temas de mayor impacto en su fanaticada.

Luego Montaner hizo regresar a Pavel Núñez al escenario con quien hizo el tema “Onda” con muy buenos resultados del público que lo coreó con inusitado placer. Las luces estilo discoteca fueron utilizadas por el artista para el baile con las féminas que el mismo seleccionó, lo que hizo interactivo y dinámico el espectáculo.

En algunos temas el éxtasis llegó a su máxima expresión con la descarga musical y la invitación que hizo a un grupo de féminas para que le acompañaran al baile en el escenario, que culminaron con los temas “En La Cima del Cielo¥ y ¥Me sobra¥ que hizo el artista tras el pedido de que regresara a escena del público, que pareció dispuesto a que cumpliera su palabra de “hasta las 3:00 de la mañana”.

POR DENTRO

LA HORA: Pavel Núñez quedó muy bien y logró la aceptación como contraparte de Montaner pero el tiempo fue muy largo entre un artista y otro.

EN RESUMEN: 25 canciones, 9 músicos, tres coristas, tres reflectores dirigibles, 5,000 espectadores; amenaza de lluvia, entusiasmo, muchas limitaciones a la prensa, prédicas del artista, dinámica de grupo, consejos, interacción, unidad familiar
, compromiso con la niñez y una hora y cincuenta minutos con un artista de verdad.

SU FAMILIA: Su esposa Marlene Rodríguez Miranda quien le acompaña en su estadía, estaba junto a toda su familia en el lugar. El artista insistió mucho en la importancia de los valores y unidad familiar.

EL CUMPLEAÑOS: La presencia de la Primera Dama, Margarita Cedeño de Fernández fue ovacionada y aplaudida cuando el artista la felicitó por su onomástico e invitó a los presentes a cantarle “Cumpleaños feliz”

¿Y DÓNDE ESTÁ SU MARIDO?: Preguntó el artista en tono gracioso, al agradecer la presencia de la Primera Dama y felicitarla, reiterando la buena relación con la pareja presidencial y admiración por el presidente Leonel Fernández.

LOS PRESENTES: El fiscal del Distrito Nacional, Rafael Menicucci, Angelita Elmúdesi, Juan Antonio Bisonò, el miembro de la Càmara de Cuentas, Luis Yepes.

LA PRÉDICA: Además de señalar que Dios me mandó a decirle que los ama. El artista se destapó con una dinámica en la que invitó a abrazarse a los presentes y les exhortó a que al llegar a sus casas le dispensaran amor a sus seres queridos.

Espectáculos – Ricardo Montaner cumple sueño de cantar en Chavón