Primero me puse a buscar en el diccionario que es ser una fan -fanatico- y dice: que manifiesta celo por opinion. Intolerante, sectario, secuaz, idolatra, acalorado, exaltado, apasionado… Me parece de tinte negativo todo lo que transcribi. Entonces me puse a pensar y se me ocurrio:

Que es ser una fan y por que lo soy en la actualidad:

Hay algo que me sorprende cada vez que me escucho decirlo: me ha cambiado la vida en el devenir de los años. Han pasado amores, pasiones, delirios de un fin de semana, desventuras, rencores, penas, melancolias, desesperanzas, olvidos! Todo pasa; excepto mi fe, y ser fan de un artista cantautor latino de mediana edad.

No se imaginan las veces que fui criticada en todos los ambitos por defender un estilo de admiracion monolitica particular.

No se imaginan las veces que quise abandonar este vicio sin daños colaterales por el que diran, por motivos personales, por el deber ser, por crecer y mirar con ojos de adulta, traspasando la brecha de mi idolatria casi pagana -6 o 7 años atras calculo-.

No se imaginan las veces que trate de analizarlo como comportamiento politicamente incorrecto. Me introduje en mi psiquis y la removi cual desvan desaliñado. Me incline por explicarlo de la siguiente manera: seguimiento a un lider y pertenencia a un grupo, para conformar mi identidad, cuando era adolescente. Tambien reflexione sobre la carencia de una imagen paterna, un complejo de Electra no resuelto que regresa un par de veces al año.

Han virado las perspectivas, aquel cristal con el que miro hacia fuera y dentro de mi tambien. Reconociendome parte de un conjunto que aduce de una consistente soledad -o momentos dolorosos no relegados-, pienso que han derivado a un tipo de fijacion alienada, a la que no se puede renunciar.

¿Cuales fueron los sentimientos experimentados en estos casi 17 años? Demasiados para recordarlos a todos: alegria, emocion, enojo, decepcion, frustracion, incredulidad tanto como credulidad, amor confundido, enajenamiento, sopor, extasis, coraje, tristeza, dependencia, deseo, ansiedad, angustia, pena, verguenza y otros sentimientos acaecidos en el mismo contexto -puerta de hotel cinco estrellas o estadio cercano al anterior, mas lugares afines al artista, acontecimientos parecidos, mas alguna que otra fantasia cumplida, y el cumulo perverso de las que todavia no se consumaron, a veces impensables, a veces inaccesibles, imposibles.

Ustedes se imaginan la cantidad de veces que me pregunte ¿Que pasa conmigo? ¿Que hay de malo en mi situacion que se desmorona a dias de cualquier evento con tickets al precio menos conveniente; la autorreflexion llegara con la tranquilidad de saberme a una distancia minima considerable del objeto de mi deseo.

¿Nunca se preguntaron si no eran pateticas tales reacciones? ¿Cual es la ventaja o el beneficio de esta relacion asimetrica idolo-fan? ¿Que se pretende de aquel ser humano semejante al resto de los mortales, pasible de revelar una voz distintiva y unica?

No se imaginan las veces que desee que me reconociera aunque sea por algun rasgo especifico -y darme cuenta que lo hacia-. Ya no puedo calcular la cantidad de horas que espere algun minusculo detalle, gestos de pequeña grandeza…

Una mirada, una sonrisa complice, la frase: ¡Hoy tambien viniste! -con dedo indice apuntandome! Escuchar completo «Cuando Nacen Amores» con dedicacion especial, un beso, una caricia de cara completa y mano abierta -ya saben a lo que me refiero, lo de cara angelical, caricia idem-, un abrazo fraternal -o paternal o la combinacion que a uno mas le plazca de esta salsa agridulce. Superar la extension kilometrica, el acercamiento a ese alguien que muy en el fondo es un autentico desconocido -¿Ya se todo de tu vida y sin embargo, no conozco ni un detalle de ti.-

Si. Se espera atencion. Y cuando se logra esa exigua atencion, se desea mucho mas de aquella, como una adiccion controlada.

No se imaginan la cantidad de veces que me pregunte: ¿Que significamos en su vida? ¿Hara diferencias entre un consumidor de su arte y nosotras, sus seguidoras? Le entregaria un cheque en blanco por conocer la respuesta que viene de su corazon, rayano a la brutal sinceridad; ya que solo me llegan algunas comparaciones un poco odiosas de lo que hacen otros artistas por sus fans. Detalles infimos, que los hacen extraordinarios.

¿Que haria en su lugar? ¿Como sobrellevaria la situacion? No se imaginan la cantidad de veces que hice empatia para con el. Y es evidente, que cada personalidad es disimil, cada cual con su caracter, intereses banales, prioridades.

Es rescatable como conclusion afirmar, que al menos, me motiva a la meditacion, aquello que no puedo o no quiero controlar aun.