Image

Participa el trío en el evento ‘Una Probadita de México’ que se realizó en el país africano

ASSILAH, Marruecos, 24-Ago .- Decían hace apenas unos meses que querían ir muy lejos, que deseaban trascender fronteras. Quizás, aclaraban, Sudamérica, Europa o Asia… y, de pronto, Reforma se encontró a Reik nada menos que en África cantando en una plaza pública, en la que hicieron suspirar con sus canciones a las recatadas lugareñas que aprendieron algunas expresiones en español, particularmente aquella que dice: "¡Otra, otra, otra!".

Dos noches en el escenario de Al Kamra, ubicado en la vieja medina de la ciudad costeña de Assilah, sirvieron para enriquecer el programa musical llamado Una Probadita de México, organizado por Hispano USA como parte de su participación en el 30 Festival de las Artes, el más antiguo y con más tradición de Marruecos.

"Nos trataron increíble, estamos felices. No podemos creer la buena onda de la gente de no saber qué carajos estamos diciendo, pero de todos modos aplaudir y celebrar. ¡No nos dejaban levantarnos! Todas esas cosas nos las llevaremos en nuestros corazones", expresó Jesús al final del segundo concierto.

El público, que en días anteriores (en el espectáculo de Jorge Reyes y del Mariachi Los Caporales) estaba compuesto mayormente por hombres, se puso más colorido la segunda noche del concierto de Reik por las mujeres jóvenes que se dieron cuenta de que la probadita de México incluía también un "taco de ojo" para ellas.

"¿Qué mal nos trataron, verdad?", indicó irónicamente Julio. "No sabíamos qué esperar, pero definitivamente fue algo sorprendente y muy divertido".

Los del trío de Mexicali batallaron un poco al principio por no poder comunicarse en árabe o francés. Incluso, Jesús estudió algunas frases como "Buenas noches" y "Muchas gracias" antes de entrar al escenario, pero los nervios terminaron cuando recordaron que la música era su lenguaje más eficiente.

"No estábamos precisamente nerviosos, porque no esperas que te tiren mala onda, más bien estábamos un poco ansiosos porque no fuéramos a provocar una reacción indiferente, ¿sí sabes?, que no nos aplaudieran y que se quedaran como sin entender, eso sí da un poquito de ansiedad antes de salir al escenario. ¡Pero fue increíble!", recordó  entusiasmado Bibi después del concierto y entre foto y foto que se tomaba con sus nuevas y exóticas fans, quienes preguntaban por sus discos.

"A pesar de que no venimos con show y con producción o batería, la gente se prendió y en las baladas estaban calladitos, calladitos, y al final aplaudían mucho", añadió Jesús. "Me ponía nervioso porque, de pronto, dejas de oír ruido y no estás acostumbrado a eso, pero te das cuenta de que la música es un lenguaje, por eso no importó el idioma; eso es lo que la hace tan increíble y trascendente".

El vocalista lamentó no poderse quedar en Marruecos a turistear debido a que ya comienzan a ponerle velocidad a la promoción de su sencillo "Inolvidable" y a preparar una gira.

"Es que las cosas se van a poner interesantes", prometió Julio. "Vamos a comenzar pronto la promoción en México, Guadalajara y Monterrey; en Estados Unidos, Venezuela, Colombia, Argentina y Chile".

De la experiencia en Marruecos, los tres coincidieron en que se llevan la buena vibra y las ganas de volver.

Así lo dijo…"Ojalá que se queden con estas ganas de saber más de nuestra música, y algún día tener la posibilidad de regresar". Bibi (Integrante de Reik)

Noticias Voz e Imagen de Oaxaca