La baja visibilidad obligó a cortar tres rutas y a restringir las salidas de ómnibus en Retiro. Encuentran nuevos focos de incendio.

PELIGROSO. El humo y la niebla volvieron a ocupar las rutas bonaerenses, después de tres días. DyN

BUENOS AIRES.- La presencia de la nube de humo que afectaba desde la semana pasada a Buenos Aires, como consecuencia de la quema de pastizales, volvió a percibirse esta mañana en distintos barrios de la Capital Federal y del Conurbano.

Los vecinos porteños amanecieron con la desagradable novedad de volver a percibir el olor a quemado que envolvió a la zona metropolitana hace varios días, aunque esta vez no tuvo la misma intensidad de la semana pasada.

La situación había mejorado en los últimos tres días, ya que un giro en la dirección del viento alejó a la molesta cortina. Sin embargo hoy, debido al humo y a la niebla, en la terminal de ómnibus de Retiro se dispuso cancelar las salidas de micros que tuvieran como destino las rutas 9, 12 y 14, que fueron cortadas hasta que mejoren las condiciones.

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación informó que la presencia de humo en la Capital y sus alrededores se debe a una nueva rotación de los vientos y anticipó que la humareda se disipará a la tarde, como consecuencia de otro giro.

La dependencia recordó que ayer se percibieron nuevos focos de incendio provocados a 30 kilómetros de la zona de combate en Buenos Aires, y que en Entre Ríos se detectó a un usuario de un campo preparando una nueva quema. (NA)

Por el cambio de vientos, el humo volvió a Buenos Aires