Ola de calor
Ola de calor

A la espera de un respiro, los porteños y habitantes del Gran Buenos Aires viven otra jornada agobiante, con una sensación térmica que supera los 40°. La única esperanza que los mueve es que el anuncio del Servicio Meteorológico (SMN), que prevé «tiempo inestable hacia la noche», se transforme en una copiosa lluvia que apague el fuego de la Ciudad.
A las 7 de la mañana, poco después de que despuntaran los primeros rayos de sol, la temperatura ya superaba en 3 puntos a la mínima prevista para hoy –que era de 24°- y la sensación térmica pisaba los 28°. Para las 16, esa temperatura parecía primaveral, ya que la térmica llegaba a los 40.1 grados.
La ola de calor, no obstante, según el SMN continuará haciendo de las suyas, al menos, hasta mañana. Aunque la máxima pronosticada es un poco más baja: 30°. El alivio llegaría el sábado, con el ingreso de un frente frío, probabilidad de precipitaciones y marcas que oscilarán entre los 22° y los 26°. El domingo, descenderán aún más (19°mín.- 25°máx.).
Ayer, en la Ciudad la temperatura máxima fue de 33,2°, pero la sensación térmica casi llegó a los 36 (fue de 35,7°). El calor extremo, inusual para la época, repercutió en una altísima demanda de energía, record para el historial de consumo de verano, inclusive. Eso provocó cortes de luz en ciertos barrios que, en algunos casos, continúan hasta hoy.