El cantante agarró el micrófono y a todo pulmón gritó: "No vamos a tolerar más pesadeces…"..¿A quién iría dirigido este mensaje?

Si los cálculos no se pelan, fueron casi treinta voces de la música hispanoparlante las que se unieron la noche del sábado ante 380.000 personas en los conciertos gemelos de América Latina en Acción Solidaria (ALAS) en México y Argentina, con Shakira y Miguel Bosé como banderas contra la pobreza infantil.

En la capital del DF mexicano, donde estaba cayendo un palo de agua, se congregaron alrededor de 200.000 personas que colmaron cada rincón del Zócalo, la plaza más grande de Latinoamérica.

David Bisbal abrió el telón, para dejar paso a los mexicanos Timbiriche y a Ricardo Montaner, quien aprovechó el momento para lanzarse una perorata: "No vamos a tolerar ni un minuto más de modorra, esta es su ocasión para hacer bien las cosas", instó Montaner a los gobernantes latinoamericanos. ¿Habrá entendido alguno de ellos el mensaje?…¿A quién realmente iba dirigido?…¡pongan la mente a funcionar!

Se produjo entonces una conexión con Buenos Aires para que los artistas se unieran con el "No es lo mismo" de Alejandro Sanz. Tania Libertad, los argentinos Babasónicos y el local Emmanuel preludiaron al dúo entre Aleks Syntek y Ana Torroja con "Duele el amor".

Una de las actuaciones estrella de la noche fue la del boricua Ricky Martin, que cantó cinco temas, dos de ellos en inglés, que movieron al público a bailar.

Salieron después los integrantes de Maná, que cedieron el escenario a una niña colombiana de nueve años quien, sin miedo a la multitud, recitó un poema y se llevó el aplauso.

Diego Torres, Juan Luis Guerra y Chayanne preludiaron el fin de fiesta con Miguel Bosé. El gran ausente de la noche fue el colombiano Juanes, que no pudo llegar por problemas con su avión.

Por su parte, en Buenos Aires los niños fueron las estrellas de un show que presenciaron 180.000 personas desde la Costanera Sur y cuyo plato fuerte fue el dueto de Shakira, madrina del evento, y la legendaria Mercedes Sosa.

Para Alejandro Sanz, fue una noche "grande" que cerraron Shakira y Gustavo Cerati, que pidió "ponerle alas" a Buenos Aires con "La ciudad de la furia", que cantó con la artista colombiana.

En el recital participaron también Fito Páez y Pedro Aznar y Paulina Rubio.

meridiano.com.ve:: Farándula