El cantante boricua Marc Anthony encendió la noche caraqueña con un recital cargado de energía y talento, en el cual declaró su ‘amor a Venezuela’ y atendió en el escenario una llamada telefónica de su esposa, Jennifer López.

‘Desde el fondo de mi corazón les digo: Me he enamorado de Venezuela (…) pueden contar conmigo por los próximos 20 años’, dijo Anthony en una pausa entre canción y canción, lo que hizo delirar a la concurrencia.

El astro de la música, de 39 años, deleitó a miles de caraqueños en su concierto en el Estadio Universitario de Caracas, que se estremecieron durante hora y media al ritmo de la salsa, de alguna que otra balada y por los coros y gritos de los seguidores del llamado ‘nuevo rey de la salsa’.

En pleno recital, Marc Anthony atendió una llamada telefónica de su esposa, la superestrella Jennifer López, con quien habló brevemente y quien recibió saludos a gritos de la audiencia a petición del intérprete de ‘Contra la corriente’.

El público, por iniciativa propia, también envió saludos a Max y Emme, los gemelos recién nacidos del cantante, quien agradeció el gesto y expresó: ‘el varón se parece a mí y la hembra a la mamá. ¡Menos mal!’.

Ataviado con un elegante traje gris, camisa blanca, y sus ya habituales gafas negras, Marc Anthony apareció ante un público que lo esperó pacientemente durante casi hora y media, y que lo recibió con gritos y aplausos.

Acompañado por una gran orquesta, abrió el espectáculo con el tema ‘Aguanile’, incluido en el disco ‘El Cantante’, homónimo de la película de 2007 en la que interpreta al astro de la salsa Héctor Lavoe y que también da nombre a la gira que realiza actualmente.

Ya en el segundo tema, el superéxito ‘Valió la pena’, el cantante se despojó de sus gafas oscuras y haciendo gala de su energía recorrió una y otra vez la tarima.

El boricua interpretó una decena de temas, los más coreados ‘Vivir lo nuestro’, que confesó ‘casi nunca’ canta en sus conciertos; ‘Ahora quién’ en su versión de balada, ‘Qué precio tiene el cielo’ y ‘Tu amor me hace bien’.

La canción ‘Te conozco bien’ fue interpretada casi por completo por el eufórico público, lo que emocionó al cantante, que se arrodilló e hizo reverencias a sus seguidores.

‘¡Es que son bellos! Los veo y me siento como en casa’, afirmó Anthony ante las continuas manifestaciones de admiración del público.

Bromeó con sus músicos y con el público, firmó un autógrafo en un disco compacto y hasta tomó un teléfono móvil celular que le ofreció una chica para cantarle al interlocutor.

Marc Anthony llegó el viernes al país sudamericano para ofrecer dos conciertos, uno ayer mismo en la ciudad de Valencia y el que ofreció anoche en la capital.

Reveló que durante su breve estancia en Venezuela tuvo tiempo de pasear en auto y ver a su gente, disfrutar de sus paisajes y de la comida típica.

Marc Anthony le declara su amor a Venezuela en un recital cargado de energía