Juleni Núñez / noticias@laverdad.com

Valencia. Un sinfín de emociones se experimentaron la noche del pasado viernes en el Fórum de Valencia, cuando el ídolo salsero Marc Anthony ofreció el primero de sus dos conciertos en el país con su tour El Cantante. Entrega, pasión y carisma en escena fueron los principales elementos de los que se valió el artista para hacer de la presentación todo un espectáculo.

Desde las 6.00 de la tarde más de cinco mil espectadores llenaron el lugar para disfrutar del show. Una hora más tarde los gritos de «Concierto, concierto» empezaron a escucharse. Justo a las 9.40 de la noche todo se oscureció indicando que el espectáculo estaba por comenzar. Todo permanecía en silencio cuando, de repente, el arpegio de una guitarra se encargó de preparar el ambiente. La potente voz del cantante se escuchó mucho antes de que su figura apareciera en escena. Lentamente se escuchó un intro que decía «Tú eres todo, tú eres todo para mí», luego el fuerte sonido de Aguanilé retumbó en el escenario.

Tras varios minutos y en medio de una cortina de humo, se divisó la imagen de Anthony, quien vestía un traje negro y lentes oscuros. Los aplausos, gritos y ovaciones de la audiencia invadieron el ambiente hasta que el sonido de las congas y los timbales llenaron el sitio de ritmo afrocaribeño y pusieron a bailar a los asistentes.

Euforia de principio a fin

La descarga musical del primer tema hizo que el público olvidara la espera de más de tres horas. Pero la euforia se vivió después de que al cantante interpretará el tema Valió la pena, pues detuvo la presentación para admirar a los espectadores en su totalidad. Se mostró sorprendido y agradecido por el cariño que se percibía en el ambiente. Con un caluroso saludo en el que dijo: «Buenas noches Venezuela», la gente se estremeció, lanzando flores, franelas y otros obsequios sobre la tarima.

A medida que transcurrían canciones como Vivir lo nuestro, Que precio tiene el cielo, Que cante mi gente, Y hubo alguien, entre otras, el boricua se ganó el aprecio, admiración y corazón de su fanaticada venezolana. La fuerza interpretativa del artista y las ganas de gozar y de pasarla bien de los asistentes hicieron del concierto un evento inolvidable.

El toque más intenso y romántico de la velada se presentó cuando Marc Anthony dijo: «Esta próxima canción es de mis favoritas, si la conocen cántenla conmigo», el público, y en especial los enamorados, disfrutaron al máximo de Volando entre tus brazos. La presentación culminó a las 11.00 de la noche con el tema Tu amor me hace bien. El artista se despidió de los espectadores diciendo: «He pasado mi vida viajando por el mundo, pero en este país hay algo especial. Se me calienta el corazón, me llena. Fue un placer compartir esta noche con ustedes. Son únicos».

laverdad.com