Ante más de 12 mil personas, el puertorriqueño, denominado el "rey de la salsa", causó delirio en su primer recital en nuestro país. Hoy y mañana continúa con sus presentaciones en Chile.

Mucho se habló que Chile no era un país salsero, sin embargo, cualquier persona que vio imágenes del recital ofrecido anoche por Marc Anthony se dará cuenta de algo que era insospechado hace un par de años atrás: ése estilo musical tiene ganado un lugar muy importante dentro de las preferencias nacionales.

Desde niños hasta ancianos, pasando por mujeres veinteañeras y treintañeras -en su gran mayoría solas y otras acompañadas por sus parejas- repletaron el Arena Santiago. Y a las 21:30 horas en punto ese fervor se hizo más fuerte cuando el portorriqueño saltó a escena. Con un impecable traje gris, camisa blanca y gafas negras el artista se paró en escena entonando el tema “Valió la pena”.

De ahí en más se fueron sucediendo uno a uno sus grandes éxitos, los cuales fueron seguidos casi a coro por el público asistente. Durante todo el show se vio una comunión especial entre el artista y la galería, que estuvo de pie durante toda la presentación.

El "rey de la salsa" demostró su calidad artística, con un completo dominio del escenario, paseándose desde la salsa a la balada pop, acompañado de la calidad de sus trece músicos y tres coristas. Tan a sus anchas se sentía que incluso se dio el lujo de quitarle el celular a un espectador de primera fila que hablaba por teléfono para cantarle a la persona que estaba al otro lado de la línea. Un superstar.

Para la anécdota quedará el chascarrro del artista cuando recibió una bandera argentina desde la platea y se la colgó al cuello, recibiendo una inmediata pifiadera que el artista no lograba entender hasta que alguien de su staff le indicó que no era la bandera chilena. Al darse cuenta fijó su mirada en la galería donde colgaba una tricolor y con gestos en sus manos pidió que se la lanzaran. Ya con las dos banderas en su espalda dio vuelta la situación logrando un griterío ensordecedor. El boricua durante una hora y treinta y cinco minutos se paseó por su carrera musical con temas como “Tu amor me hace bien”, “Dímelo”, “Que precio tiene el cielo” y “Ahora quién”, entre otros grandes éxitos.

Para los remolones de última hora, les contamos que aún quedan algunas exclusivas entradas de $150 mil y $185 mil pesos para los conciertos de este martes 3 y miércoles 4 de junio.

MARC-ANTHONY-DESATO-HISTERIA-ARENA-SANTIAGO