El cantate Luis Miguel tuvo su noche de rumba en Miami con el pelotero dominicano Sammy Sosa. Una reunión en la que bebieron, se rieron y brindaron con champán hasta la madrugada del día siguiente.

El encuentro ocurrió en el club nocturno Mynt de Miami Beach donde cada una de las dos figuras hizo entrada por separado con sus respectivos entourages. El Solecito de México llegó con su hija Michell Salas, quien permaneció a su lado toda la noche y Sammy Sosa con un grupo de amistades.

Sea como sea, la compañía y la fiesta debió estar muy buena si se tiene en cuenta que salieron del centro nocturno alrededor de las 6 a.m. después de un consumo de 15 botellas de champán, sushi y caviar, en una de las noches de mejores resultados económicos para la discoteca, ya que según el programa “Escándalo TV” de la cadena Telefutura, la cuenta de la noche llegó a $50,000 dólares.

Luis Miguel venía de España, a donde había viajado en promoción de su nuevo álbum “Cómplices” que incluye 12 temas inéditos del compositor español Manuel Alejandro, autor de algunos de los grandes éxitos musicales de Julio Iglesias, José Luis Rodríguez “El Puma”, Isabel Pantoja y José José..

El álbum despegó en la primera posición en la categoría Top Latin Albums. Según un vocero del sello Warner, el álbum ha sido un éxito en ventas en todo el continente. No se sabe quién pagó la cuenta, pero sin duda tenía motivo para celebrar.

Diario Las Americas – Luis Miguel: Noche de rumba en Miami