México.- El lanzamiento oficial del nuevo disco de Luis Miguel, Cómplices, estuvo pleno de momentos poco tradicionales por parte del cantante. Esa noche se permitió enviarle un mensaje a su madre -de quien no tiene noticia desde hace 22 años-, pedirles a los medios que procuren no dañar su vida personal y comentar sobre cómo su bebé ha incidido en la calidad de su producción.

Sobre los medios, el cantante expresó que «existen muchísimos programas que están dañando familias y artistas», y aseguró no entender «el afán de ofender e insultar».

Esto lo dice en un momento cuando se especula sobre su rompimiento con la actriz Aracely Arámbula, madre de su hijo. Sobre el tema, no aceptó hablar. «Eso forma parte de mi vida privada», dijo tajante.

Acerca de su nuevo disco, del que también fue productor, destacó que interpreta temas muy profundos, como Ay, cariño, relacionado con el nacimiento de su hijo Miguel. «Ã‰l me ha hecho ver las cosas de otra forma. Y ese impacto ha sido también en lo profesional», manifestó.

Aprovechó para enviarle un mensaje a su madre, Marcela Basteri, desaparecida misteriosamente hace 22 años: ««Madre, dondequiera que estés, quiero que sepas que tus hijos te extrañamos», dijo con tono melancólico marcando el único momento en el que hizo a un lado su sonrisa.

eluniversal.com