Leon Polar
Leon Polar

Leonel García tenía éxito y un futuro casi asegurado al lado de su compañero y amigo Noel Schajris con su dueto de pop vocal Sin Bandera, mismo que se desintegró en 2008. En ocho años ganaron dos Grammy Latino por Mejor Álbum Dúo o Grupo, dos premios Billboard Latino, seis premios Lo Nuestro, un premio MTV por Mejor Artista Nuevo y un premio a mejor compositor, otorgado por el Billboard Latino.

Sin embargo, la comodidad no está antes que la creación musical para Leonel, fue por ello que decidió lanzarse a realizar su proyecto solista León Polar y su disco titulado LP, pero esto no quiere decir que no tuviera miedos que superar, fue por esta razón que decidió llamar así a su primer sencillo.

“Cuando empecé a hacer este trabajo solista me di cuenta de que le tenía miedo a muchas cosas, a mí mismo, a mis expectativas, a lo que me había acostumbrado a tener, a no moverme hacia donde quería, a que la comodidad le ganara a la música. Por eso quise hacerle una canción al miedo, para que se fuera…

“A muchos artistas que empezaron en los años 80 les fue muy bien, pero pasando el tiempo dejé de escucharlos porque nunca evolucionaron, se vestían igual, componían igual, dejaron de escuchar la música de otros países. Uno llega a momificarse, eso nos pasó en Sin Bandera, logramos cosas muy bonitas, pero después de ocho años llegamos a un territorio en el que podíamos empezar a repetirnos, así que nuestra mejor opción era empezar de nuevo”, relató.

La guerra terminó es el nombre de otra de las canciones que incluye LP, disco que fue grabado en Playa del Carmen, pues Leonel buscaba un lugar dónde pudiera encontrar, al mismo tiempo, silencio y gente bulliciosa.

“No habla de la paz ni tiene nada que ver con Happy Xmas (war is over), de John Lennon. Es una metáfora, habla de cuando estás todavía buscando pareja y andas como diría mi abuelita ‘de loco’. Estás en el reventón, te gusta una chava, te gusta otra, andas como un guerrero perdido.

“Afortunadamente yo ya sé dónde es mi reino. No estoy casado, pero vivo con mi pareja desde hace tres años”, explicó.

El artista de 33 años de padres tampiqueños habló de qué lo llevó a nombrar así su proyecto, cuyo éxito prefiere no comparar con el de Sin Bandera.

“Le puse León Polar a mi proyecto porque no quería que se llamara como yo, quería que comenzara desde cero. Al principio no significa nada, pero después de oír el disco o verme tocar en vivo comienza a tener vida propia. El león y el oso polar son dos animales que juntos hablan un poco de mi personalidad.

“Podemos llegar más lejos o más cerca que Sin Bandera, pero eso vendrá con el tiempo. No quiero faltarle al respeto a los fans de Sin Bandera, no quiero que piensen que no los tomo en cuenta porque claro que lo hago, pero no los doy por hecho (sic). No quiero que sigan mi carrera sólo porque les gustaba lo que hacía antes, sino porque les interesa lo que hago hoy”, expresó el ex compañero de Noel, quien podría lanzar su proyecto solista en marzo de 2009.

El también seguidor del equipo las Águilas del América tuvo para este disco influencias muy variadas dentro del folk, como la pianista ruso-estadunidense Regina Spektor, el dueto neoyorquino integrado por Paul Simon y Arthur Garfunkel, y hasta la afroamericana Tracy Chapman.

“Conocí a Regina Spektor por su último disco que se llama Begin to hope, es un disco más producido y trabajado, casi todo lo grabó ella con teclados y pianos. Antes sacó Soviet Kitsch y 11:11, los dos son muy buenos y más conceptuales. A Jack Johnson lo conocí con su disco On and on, me enamoré de su música. No soy fan del folk desde hace muchos años, llevo (siéndolo) como cuatro; tiene muchos antecendentes en los años 60 y 70 con Joni Mitchell y Simon & Garfunkel, después evolucionó en los 80, y aunque se tambaleó ahí estaba Tracy Chapman. Me gusta que sus letras eran muy humanas, de relaciones entre personas, de amor, pero contadas de una manera sencilla”, comentó.

Leonel es un amante del cine y la literatura, por lo que habló de algunas obras que lo han marcado en los dos ámbitos.

“Me gusta mucho el cine, pero en este momento recuerdo una coreana que se llama Oldboy, es muy buena. La última que vi en DVD se llama Viaje a Darjeeling, es muy buena. Estoy leyendo varios libros a la vez, uno es La historia de la belleza, de Umberto Eco, y otro es en inglés, en español se llamaría algo así como Espiritualidad integral, de Ken Wilber”, comentó.

Fuente: Excelsior