Llegaban en sus carros de lujo, hacían sus filas y se conjugaban con la multitud. Estados Unidos buscaba ayer un nuevo rumbo y los artistas decidieron ser parte de ello.

Nueva York es un estado de mayoría demócrata y era casi seguro que apoyaría a Barack Obama el día de las elecciones.

Sin embargo, mientras Sean “Diddy” Combs emitía su voto por el candidato presidencial, no pudo evitar sentir que hacía una diferencia.

“Sentí que mi voto era el voto que lo llevaba a la Casa Blanca. Se reducía a un solo voto y era el mío. Y puede que esa no sea la realidad, pero ese es el poder que sentí tener», dijo el magnate del hip hop.

Tras pasar gran parte de la temporada de campaña usando su posición de estrella para exhortar al público a votar, Diddy, al igual que otras celebridades con aficiones políticas, pasaron el día dando el ejemplo.

El artista llegó por la mañana al sitio de votación -una escuela en el centro de Manhattan- y esperó en la cola mientras un grupo de reporteros se preparaban para documentar el momento.

Diddy dijo creer que hacía historia al votar por quien sería el primer presidente negro de Estados Unidos y que también sintió el peso del pasado en la cabina de votación.

“No quiero sonar dramático, pero me sentí como Martin Luther King. Sentí todo el movimiento por los derechos civiles, sentí toda esa energía, y sentí a mis hijos», expresó.

Pete Wentz, bajista de Fall Out Boy, acudió a un centro de votación en Beverly Hills, California. El partidario de Obama y su compañero de fórmula, Joe Biden, se manifestó en contra de una propuesta que prohibiría los matrimonios homosexuales en California y dijo sentir que su voto era “importante”.

“Usualmente no me salgo del camino para adoctrinar o decirle a la gente, ‘tienen que hacer esto por mí o no deberían hacer esto por mí’.

Pero pienso que es importante que la gente salga (a votar)”, dijo el rockero de 29 años. Su esposa, la cantante Ashlee Simpson, quien está embarazada, no estaba con él. Wentz dijo que iría a votar más tarde.

Para Wentz el voto por Biden a vicepresidente es más que importante; es personal.  “De hecho yo no estaría aquí (si no fuera por él) porque mis padres se conocieron trabajando para Biden», señaló.

La cantante y actriz Brandy se encontraba el lunes en Manhattan para promocionar su nuevo álbum, pero planeaba volar de vuelta a los Angeles para votar por Obama.

Una balanza a favor de Barack Obama

La estrella de la música country Taylor Swift, quien se negó a revelar por quién votaría, hizo una larga cola para votar con su madre en Tenesí.

“Voté temprano y estaba realmente emocionada de poder hacerlo», dijo la cantante. “Fue algo que estaba esperando todo el año, desde que cumplí los 18, así que fue realmente divertido”. 

Usher, simpatizante activo de Obama, dijo que estas elecciones habían vigorizado a gente joven como Swift en parte gracias al candidato demócrata.

“Esta campaña definitivamente ha captado a la juventud a un nivel inigualable”, dijo el artista. “Algo realmente ha sucedido… Ahora reconocemos que tenemos una voz.

Ahora reconocemos que a través del servicio podemos hacer una diferencia. Y podemos hablar”.

Estrellas como Paulina Rubio, Alejandro Sanz, Don Omar, Lila Downs, Lin-Manuel Miranda, John Leguizamo, Jessica Alba, Julio Voltio, George López y Kate del Castillo, fueron parte de los artistas que promovieron el voto en favor de Obama. 

Se unieron, también, celebridades como la cantante Barbara Streisand, los actores Tom Hanks, Halle Berry, George Clooney, Susan Sarandon, Jennifer Aniston y el director Steven Spielberg.

Por otra parte, y aunque en una cantidad menor, está el segmento que endosó a McCain. En esta lista han sobresalido el actor mexicano Eduardo Verástegui, Daddy Yankee y la actriz María Conchita Alonso.

Fuente: El caribe