Sanz puso a sus fans a corear todas sus canciones en Rock en Río (AP)
El cantante español dedicó una canción a la colombiana Ingrid Betancourt

Madrid.- La gira El tren de los momentos de Alejandro Sanz culminó el sábado en la noche y qué mejor manera que hacerlo que en el escenario de Arganda del Rey, en las afueras de la capital española, con el contexto del Festival Rock en Rio, ante casi 80 mil espectadores y regalando un beso a una afortunada fanática venezolana.

Vestido con un jean gastado, con franela y chaqueta negra, Sanz apareció en el inmenso escenario con estructuras metálicas a las 10:30 p.m. El tren de los momentos fue el primer tema que interpretó ante un público que de principio a fin coreó absolutamente todas las canciones del artista.

Siguió el espectáculo con Quisiera ser y La peleíta, la cual alargó para poder presentar a coristas y músicos de su banda.

En hora y media de presentación, el talentoso cantautor español realizó un recorrido por los grandes éxitos de los 20 años de su carrera musical. Sin embargo, el tiempo quedó corto y muchas canciones se quedaron fuera del repertorio. No fue el caso de Cuando nadie me ve, Corazón partío, Y si fuera ella, La fuerza del corazón y Amiga mía que emocionaron a un público que gritó a más no poder.

Aunque conversó poco con los asistentes, Sanz no quiso perder la oportunidad de comentar la buena noticia de Ingrid Betancourt y los otros 14 secuestrados de las FARC que dejaron atrás el cautiverio. "A Ingrid y a todos los liberados" dedicó la canción El alma al aire y al concluir el tema gritó: "¡Por la libertad!".

La emoción llegó al máximo justo antes de concluir el show con No es lo mismo, pues Sanz bajó la altísima tarima para acercarse hasta las personas del público que se encontraban en los primeros lugares. Saludó y estrechó tantas manos como pudo. Una franela blanca con la leyenda "Paz sin fronteras" y el dibujo de las banderas de Venezuela y Colombia llamó su atención y se acercó a la chica que la vestía para regalarle un beso. Lo que no sabía el cantautor es que la fan que besó es una periodista venezolana que estaba entre los asistentes y que hoy firma esta información.

Otro venezolano que no perdió ni un detalle de la presentación de Alejandro Sanz fue Santiago Otero, presidente de Evenpro, la empresa productora que intentó llevar al artista español a Caracas en noviembre del año pasado y que se topó de frente con la decisión del Poliedro de Caracas de cerrarle las puertas. El ejecutivo aprovechó su visita en Madrid para conversar con representantes de algunos artistas internacionales y realizar contactos con los organizadores del festival internacional Rock in Río.

Cultura y Espectáculos – eluniversal.com