El cantante Alejandro Fernández, superó las expectativas, tanto por la cantidad de público que acudió al recinto portuario de Santa Cruz de Tenerife, como por su entrega hacia las más de 12.000 personas allí congregadas. Desde el primer momento ‘enganchó’ al público con sus canciones y ofreció un completo espectáculo de iluminación y sonido que superó las dos horas y media.

Apareció sobre el escenario dispuesto a pasarlo de maravilla y a conseguir que disfrutasen todos los que deseaban verle y escucharle. Uno de los momentos más intensos, tuvo lugar cuando los mariachis subieron al escenario, transportándonos hasta Méjico a través de la música y de las imágenes que la acompañaban. Con el tema ‘Guadalajara’, el público no paró de cantar y aplaudir.

La complicidad con el público fue evidente durante toda la noche. Guiños, besos, gestos de cariño, dedicatorias, baile, un torrente de voz y mucha entrega, demostraron que Alejandro Fernández vive un gran momento artístico.

Los momentos especiales continuaron con temas, coreados de principio a fin por los asistentes, como ‘El Rey’ y ‘Si nos dejan’. Fernández, dio el “do de pecho”, rodeado de imágenes de su tierra natal. Un público entregado, aplaudió los desplantes toreros con los que el mejicano acompañó la melodía de ‘Como quien pierde una estrella’. Alejandro tuvo tiempo de agradecer al público su entrega en numerosas ocasiones.

Durante las más de dos horas y media de actuación, repasó algunos de los temas de su nuevo trabajo “Viento a Favor” y recordó viejos éxitos. Sobre el escenario llegaron a reunirse hasta 25 personas, entre músicos y coros, que acompañaron al artista mejicano en una noche única.

El artista se mostró cercano y muy agradecido con el staff de Canarias y reconoció haber vivido “uno de los conciertos más especiales de su gira”. Concierto repleto de románticas baladas, sensuales ritmos latinos y como no, tradicionales rancheras, que impregnaron el ambiente de puro sabor mejicano.

"El Potrillo" conquistó a Tenerife – Canarias24horas.com