â–  Los Tigres del Norte, Ricky Martin, David Bisbal, Timbiriche y Babasónicos, entre los artistas que se presentaron

â–  De manera simultánea también se llevó a cabo en Argentina

Tania Molina Ramírez

Ampliar la imagen Agunos culparon a la lluvia que cayó la tarde de ayer de que la gente tardara en llenar el Zócalo donde se llevó a cabo el megaconcierto de ALAS. En algún momento las pantallas proyectaron imágenes del encuentro que se llevó a cabo en Buenos Aires de manera simultánea Agunos culparon a la lluvia que cayó la tarde de ayer de que la gente tardara en llenar el Zócalo donde se llevó a cabo el megaconcierto de ALAS. En algún momento las pantallas proyectaron imágenes del encuentro que se llevó a cabo en Buenos Aires de manera simultánea Foto: José Carlo González

Fue hasta cerca de la mitad del megaconcierto que el poder inductivo de Televisa y algunas exitosas estrellas lograron llenar el Zócalo capitalino (tomando en cuenta que el imponente escenario y las carpas de los organizadores ocupaban cerca de la mitad de la plancha).

Algunos relacionaron la asistencia a la lluvia que cayó durante buena parte de la tarde de este sábado.

El caso es que las megapantallas instaladas en las calles que desembocan a la plaza de la Constitución hicieron falta hasta como las ocho de la noche.

La Fundación ALAS (América Latina en Acción Solidaria), cuya principal impulsora es la colombiana Shakira y algunos de los hombres más ricos del planeta, organizó este acto con un cartel de estrellas, entre ellas Los Tigres del Norte, Ricky Martin y Miguel Bosé, para “concientizar” a la gente sobre la importancia de luchar contra la pobreza infantil en la región.

La “concientización” consistió básicamente en unos videos que se transmitieron entre cada participación con mensajes del tipo: “¿Qué pasaría si los niños de Latinoamérica hicieran un paro? O sea, que pararan de nacer. Hartos (de la situación de pobreza). Al convertirse en recurso escaso (nos daríamos cuenta de su valor) y haríamos cualquier cosa por tenerlos”.

–¿Usted sabe por qué se hizo este concierto? –se le pregunta a una mujer de unos 40 años, acompañada de su hija de unos 20.

–No sé… ¿Tú sabes? –inquirió a su hija.

–Lo dijeron en la tele, pero no me acuerdo –respondió la joven.

Otra muchacha dijo que estaba ahí para ver a Alejandro Sanz, pero que se enteró que no iba a cantar.

Bueno, sí participó, pero en el concierto simultáneo de ALAS que se llevó a cabo en Buenos Aires, y algunas de cuyas imágenes fueron transmitidas en vivo en las pantallas.

El cartel en México fue tan diverso –desde David Bisbal, estrella surgida del concurso televisivo español Operación Triunfo, hasta Tania Libertad– que el público también lo era. Sin embargo, parecía dominar el gusto pop…. Con sus excepciones.

Un hombre de aspecto rockero, que no encajaba con los de alrededor, le dijo a sus amigos también de chamarra de cuero, cuando vio subirse al escenario a la banda argentina Los Babasónicos: “¡A güevo! ¡Nos vamos a ir temprano de esta chingadera! ¡Vengan los Babasónicos!”

No fueron los únicos en recibir con emoción al grupo del Cono Sur, que contrastó con las estrellas que los antecedieron: el pop adolescente (20 años después) de los treintañeros de Timbiriche, las baladas de Ricardo Montaner y las tonadas comerciales (intento de flamenco) de David Bisbal.

ALAS es una iniciativa en la cual participan magnates como Carlos Slim Helú, segundo hombre más rico del mundo; Emilio Azcárraga, presidente de Televisa, y Alejandro Soberón, quien encabeza la mayor corporación de entretenimiento de Latinoamérica, CIE.

Alguien comentó que si tan sólo dieran una parte de su fortuna ya podrían erradicar la pobreza infantil en América Latina.

En el concierto estaban presentes Slim Helú y Arturo Elías Ayub, director general de la Fundación Telmex.

También se presentaron Emmanuel y Ana Torroja (caluroso recibimiento).

Ricky Martin provocó desquiciados gritos del público.

Tras el cierre de esta edición aún faltaban por presentarse Los Tigres del Norte, Maná, Diego Torres, Juan Luis Guerra, Chayanne y Miguel Bosé.

La fundación en cifras

ALAS se plantea fomentar el desarrollo infantil temprano (DIT), o sea, de cero a seis años de edad (“el momento más importante en la formación intelectual y física”).

Hace unos días, Shakira anunció en conferencia de prensa que cuentan con 200 millones de dólares, 85 de los cuales provienen de la Fundación Howard G. Buffett, y 110 de Carlos Slim.

La fundación calcula que de los 54 millones de niños del continente, 32 millones viven en situación de pobreza.

ALAS se formó en diciembre de 2006 y tiene su sede en Panamá.

Después de medio concierto de ALAS se llenó el Zócalo – La Jornada