Brigadistas y bomberos lograron controlar las llamas en la ciudad entrerriana de Victoria y las islas del Río Paraná. El Servicio Meteorológico anuncia que esta madrugada vuelve el humo a la Ciudad

Humo Rosario

Helicópteros Bell, provistos por el Plan Nacional de Manejo del Fuego, y equipos enviados por la Nación arribaron esta tarde a la zona de siniestro y controlaron algunos focos, en colaboración con bomberos de Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires.
En tanto, la humareda del incendio en el Delta cubrió esta mañana gran parte de la provincia de Santa Fe, debido al cambio de la dirección del viento, que dio un respiro al norte de Buenos Aires y la Capital Federal.

 
Sin embargo, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronosticó que el producto de la combustión afectará otra vez a Capital Federal a partir de la madrugada.
El ministro de Gobierno de Entre Ríos, Adán Bahl, explicó hoy que «se continúa el combate de los fuegos y se fortaleció el operativo desde el gobierno provincial con recursos humanos y materiales».
El tránsito en el viaducto que une Victoria con Rosario era esta tarde normal, pero las autoridades aconsejaron circular con precaución.
«Hubo cierta evolución de la situación, ya que a medida que cambia la temperatura el fuego experimenta modificaciones. En estos momentos, se combate el fuego ya no cerca del puente, sino hacia adentro de la zona de islas», aseveró Bahl.
Además, resaltó que se controló uno de los focos más importantes en la isla La Argentina, en la zona de Lechiguanas.
A su vez, voceros oficiales del gobierno santafesino indicaron a DyN que la escasa visibilidad dificultó esta mañana la circulación de vehículos en la ciudad de Rosario, donde cientos de personas se quejaron por trastornos leves de salud, en declaraciones a
medios de comunicación locales.
Para evitar eventuales accidentes, el tránsito fue bloqueado por unas horas en el puente a Victoria y en la autopista Rosario-Santa Fe.
Voceros de Defensa Civil provincial aseguraron que «unas 200 personas» fueron destinadas a un operativo de seguridad aplicado durante la madrugada en las distintas salidas de Rosario.
No obstante, el humo se despejó poco después del mediodía y, por consiguiente, se levantó la prohibición de circular por el puente Rosario-Victoria y las autopistas a Buenos Aires y Santa Fe.
La misma situación se registró en Uruguay, donde la prensa se quejó hoy por la aparición de humo en el sur del país, que ayer «se tiñó de gris» a causa de la quema de pastizales en la Argentina, mientras el intendente de Colonia, Walter Zimmer, ironizó que la situación «es peor que cinco papeleras juntas».
Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronosticó que «se mantendrá al menos hasta el miércoles la reducción de visibilidad en gran parte de Santa Fe, esperándose mejoramientos sólo de tipo parcial durante las tardes».
En tanto, la secretaria de Ambiente, Romina Picolotti, monitoreó esta tarde en Victoria, Entre Ríos, los trabajos que se hacen en la zona para sofocar los incendios de pastizales.
En declaraciones a la prensa, Picolotti remarcó que «nosotros desde el primer momento hemos intervenido, estamos trabajando, pero si están prendiendo mientras están apagando es muy difícil controlarlo».
Finalmente, el Gobierno porteño informó que los valores de monóxido de carbono y de material particulado a raíz del humo «se redujeron drásticamente» en la Capital Federal, según las mediciones realizadas por la Agencia de Protección Ambiental del Ministerio
de Ambiente y Espacio Público del gobierno porteño.
«El valor registrado de monóxido de carbono en la medición de hoy a las 11 horas alcanzó las 1,5 partículas por millón (PPM)», cuando ayer a la misma hora había arrojado 11 PPM y el máximo permitido es de 35, indicó un informe efectuado debido al humo que afecta desde hace varios días la zona metropolitana, a causa de la quema de pastizales en el Delta del Paraná.

Controlaron los focos en Entre Ríos y el Delta – Infobae.com