Ni en sus mejores sueños el piloto mexicano Sergio Pérez había soñado con un debut tan prometedor en la Fórmula Uno. El piloto de Sauber había cumplido sus dos objetivos trazados días atrás: finalizar la carrera y meterse en el top 10.

Pérez había finalizo en la séptima plaza y era el protagonista de la sorpresa del día en el circuito de Albert Park. Pero tras la carrera, él y su compañero de equipo, el japonés Kamui Kobayashi, fueron descalificados porque su monoplaza no cumplía el reglamento técnico.

Al terminar la carrera, las autoridades de la FIA realizaron las verificaciones técnicas de los 10 autos que enteraron en la zona de los puntos.

Éste tipo de inspecciones son rutinaria tras cada carrera y son realizada por los delegados de la FIA, quienes descubrieron que las dimensiones del alerón trasero de los monoplazas no se ajustaban a las que pide el reglamento.

Los comisarios se comprobaron que el alerón trasero de los Sauber C30, que es la parte más elevada de la carrocería que se cita en el rgelamento, sobresalía en exceso del área imaginaria formada por la línea central situada entre ambas ruedas traseras.

Además, la lámina del alerón en contacto con el flujo de aire tenía una curvatura menor a 100 milímetros. Por tal motivo los dos autos quedaron descalificados
Al decretar la descalificación, Pérez y Kobayashi perdieron los puntos conseguidos, seis y cinco, respectivamente, y ocuparon las posiciones 21 y 22 del primer gran premio de la temporada.

Tras conocer el informe de la FIA, James Key, director técnico del Sauber F1 dijo que la revisión era sorprendente y decepcionante.

“Hay duda sobre el elemento superior del alerón trasero, área que no es la superficie de trabajo del componente y por tanto, relativamente poco importante para su función. Esto no da ninguna ventaja de rendimiento. Revisaremos el diseño de las piezas ahora para comprender mejor la situación y tenemos la intención de apelar la decisión tomada por los comisarios”, dijo Key.

DOMINA VETTEL

El alemán Sebastian Vettel de Red Bull se impuso en el Gran Premio de Australia de Fórmula 1, superando al británico Lewis Hamilton de McLaren y al ruso Vitaly Petrov de Lotus Renault.

En año anteriores, el campeón vigente de la F1, quien completó los 307.574 kilómetros en 1h 29:30.259 centésimas, había tenido que abandonar tres veces el circuito de Albert Park, rompió finalmente la maldición australiana y ganó la carrera dominando claramente a sus rivales.

Por su parte el español Fernando Alonso, con Ferrari, terminó cuarto, seguido por el australiano Mark Webber, quinto con el segundo Red Bull, mientras que el británico Jenson Button de Aclaren, terminó en el sexto lugar.

Gracias a la descalificación de los Sauber, el brasileño Felipe Massa de Ferrari y el suizo Sebastien Buemi de Toro Rosso mejoran dos lugares, el séptimo y octavo lugar, respectivamente, y los pilotos de Force India, Adrian Sutil y Paul di Resta, entran en la zona de puntos ocupando el noveno y décimo puesto.

(Con información de Agencias)

EISS

Fuente: El economista