Noel y Leonel llegaron ayer (casi) juntos a León. Cada uno en su propia camioneta, silenciosos, pero eso sí, muy accesibles con las personas que les pidieron un autógrafo en el hotel donde se hospedaron y al que arribaron a la 1:30 de la tarde.

Ahí, entre autógrafos y fotografías, Leonel se mostró emocionado y nostálgico por el nuevo capítulo que se abrirá en su vida artística:

“Una nueva etapa… ya va a empezar, y mientras tanto estamos contentos de cerrar este proyecto como debemos: en vivo, con la gente, de frente a frente. Estamos muy agradecidos de que el público nos acompañe hasta el final”, comentó en entrevista.

“Estoy preparando mi disco, se llama León Polar y creo que es la oportunidad para hacer música muy personal. Es un material más folk, más suave, no con tanto sonido R&B o hip hop… es rock, pero más suave, más casero”, agregó.

La parte mexicana de Sin Bandera también explicó que será a finales de este año cuando tenga en las tiendas su producción:

“El disco lo estoy haciendo con los músicos que han acompañado a Sin Bandera en todos estos años, lo estoy grabando en un estudio que estoy construyendo en mi casa. Son 14 temas, de los cuales yo escribí 13. Ahora tengo que esperar a agosto o septiembre para tener listo el disco”, expresó.

Y al igual que su compañero, el argentino Noel, “Leo” también tiene muy buenos recuerdos de sus visitas a la ciudad.

“Creo que Sin Bandera fue creciendo poco a poco aquí. Nuestros primeros conciertos fueron en bares, en discotecas, y el cariño del público fue haciendo que cada vez actuáramos en lugares más grandes, como el Palenque (de la Feria). Recuerdo mucho esas presentaciones, es un lugar mágico, tienes mucho contacto con la gente, la sientes muy cerca de ti y eso siempre te da otra energía”, consideró.

< Periódico AM >