Image

Atienden en Texas a cinco niños mexicanos quemados, gracias a donación de Alejandro Fernández 

Antes que ayudar a los vecinos, primero hay que ayudar a los de casa, dice Alejandro Fernández, por eso sus donativos para la Fundación CIE y Fundación Michou y Mau son destinados para niños quemados en Jalisco.

"Primero a los de mi tierra, a los de Jalisco, después a los mexicanos en general, y luego a los de Latinoamérica y el resto del mundo. Hay que aprender a ayudar primero a nuestra gente más cercana, a quien está más próximo, porque así, las comunidades se fortalecen y crecen, se ayudan", señaló el cantante, en entrevista telefónica desde Guadalajara.

Fernández piensa que al intervenir en actividades filantrópicas, ya sea convidado por distintas fundaciones o por sus colegas del medio artístico, la gente toma más en cuenta a quien necesita cierto tipo de ayuda.

"Al ser figura pública impulsas y motivas a la gente. Yo voy muy de la mano con la teoría física que dice: entre más das, más recibes".

En noviembre pasado "El Potrillo" anunció que destinaría medio millón de pesos para el traslado de niños de Jalisco al Shriners Hospital, en Galveston, Texas, donde se les da atención especializada por quemaduras en segundo y tercer grado.

Hasta el momento, ya van cinco pequeños que han sido atendidos, los cuales, luego de ser valorados, obtuvieron el respaldo de las fundaciones y del DIF de Jalisco.

Ha sido tan efectivo el tratamiento, que el cantante no descarta seguir realizando actividades en pro de los niños quemados, y espera reunirse con estos cinco pequeños, cuando regrese de su gira de conciertos.

"También es básico hablar de prevención, de enseñarles a los pequeños a prevenir accidentes como estos. Recuerdo que cuando presentamos el programa se estableció uno (‘No Te Quemes’) en la Granja (de las Américas) en donde se les enseña a los niños a prevenir.

"Se les dice cómo deben de cuidarse; que la electricidad, las ollas de agua hirviendo, el fuego, son peligrosos, y cómo deben evitar accidentes. Eso me conmovió muchísimo", expresó el cantante de 37 años.

El intérprete de "No Se Me Hace Fácil" dijo que, como padre, considera de vital importancia inculcarle a sus hijos el ser generosos.

"Siempre les he enseñado que ser generosos y bondadosos, compartidos, es muy bueno; deben aprender a agradecer lo que tienen y a compartir con los que no tienen tanto", afirmó.

Durante este mes y el que viene Alejandro Fernández continuará con su gira de conciertos en vivo, con recitales en Paraguay, Argentina, Chile y Ecuador.

Así lo dijo
"Si tuviera que clasificarlo como prioridad, pondría primero la salud mental, luego la espiritual y luego la física. Si mentalmente estás bien, y espiritualmente estás tranquilo, corporalmente estarás bien. Va todo de la mano".
Alejandro Fernández,  
cantante

Noticias Voz e Imagen de Oaxaca – Primero a los de mi tierra.- Potrillo