Después de siete años de ausencia, Ricardo Montaner presentará en junio su gira por Venezuela (Gil Montaño)

«Ponerme a hablar de ¿qué opino de la política de nuestro país? Eso no lo voy a hacer porque ya saben por qué»

SONIBERTH JIMÉNEZ

EL UNIVERSAL

La agenda de Ricardo Montaner está llena. Fue invitado por la Organización Panamericana de la Salud para realizar la campaña de la Semana de la vacunación de las Américas. En Ecuador participará en un maratón para recaudar dinero para beneficiar a las víctimas infantiles de las inundaciones. Está organizando una reunión con los representantes de la Unicef en Venezuela. Y participará en un concierto para llamar la atención acerca de la niñez latinoamericana. Aún así, el artista planea una gira en territorio venezolano.

Siete años tenía Montaner sin presentar un tour en Venezuela y ahora quiere recuperar el tiempo perdido. Junio es el mes elegido para reencontrarse con el público venezolano. El 25 y 26 estará en el Teatro Teresa Carreño de Caracas, el 23 en el Palacio de los eventos en Maracaibo y el 27 en el Forum de Valencia. San Cristóbal, Mérida, Puerto Ordaz y Puerto La Cruz son algunas de las otras ciudades venezolanas que Montaner visitará en su gira.

-¿Por qué tenía siete años sin presentarse en Venezuela?

-No hay una razón de peso. La mayoría de las veces tratas de orquestar las giras de manera de hacer una ruta más o menos consecutiva, por ejemplo: empezar del sur e ir subiendo hasta terminar en México. Pero mis giras han sido muy atípicas. Por otro lado, yo acostumbraba a montar mis propios eventos. Al mudarme de aquí, era difícil armar la estructura para hacer un tour por Venezuela y así fueron pasando los días y los años…

-¿Cómo será el espectáculo que traerá al país?

-Hay un montaje que tiene un paseo por diferentes momentos de mi vida. Cada imagen está representada por una canción que voy a interpretar. Es probable que suba algún amigo de Venezuela a cantar conmigo. También es muy probable que un amigo mío venga a Venezuela a acompañarme a cantar.

-¿Quién lo acompañará?

-Tienes que ir al Teresa (Carreño) para que veas. Si te lo digo ahorita, después dicen que las entradas las vendió él, ¡Ja ja ja!

¿Cuál será el repertorio?

-Con las canciones que no puedo dejar de cantar. Desde Yo que te amé de Ojos negros para acá… Creo que en dos horas y media los dejo libre. ¡Ja ja ja!

-¿Cómo ve la situación actual de Venezuela?

-No hay país en nuestro continente que no sufra de una determinada calamidad. Cada país está sufriendo de algún mal. Ponerme a hablar de ¿qué opino de la política de nuestro país? Eso no lo voy a hacer porque ya saben por qué. ¿Cómo veo al país? Como todos los países de América Latina: fregado. Estamos viviendo un proceso y ese proceso, querramos o no querramos admitirlo, es consecuencia de algo. Lo que hoy vivimos, sea bueno o sea malo, es consecuencia de nosotros mismos.

-¿Qué comenta de su participación en el concierto Paz sin fronteras?

-Como venezolano, jamás había hecho algo tan importante. No hablo como persona o como artista porque como persona no puedes comparar el nacimiento de un hijo con un concierto. De las cosas de las cuales me he sentido fuertemente honrado como venezolano es haber recibido el título de Embajador de buena voluntad de la Unicef y haber participado en un concierto que en apenas ocho días convocó no sólo las 200 mil y pico de voluntades que estaban ahí, sino a los ojos de todo el planeta Tierra.

-¿De qué se trata el espectáculo del 17 de mayo?

-Hay un nuevo grito que vamos a dar en simultáneo en dos grandes escenarios: en la avenida 9 de Julio en Buenos Aires y en el Zócalo del DF en México. Quince artistas vamos a cantar por la niñez en América Latina. Es una iniciativa de la Fundación Alas. Será un show multitudinario que se va a transmitir a todo el mundo y lo vamos a hacer gritando por la niñez latinoamericana. Estamos convocados Ricky Martin, Juanes, Miguel Bosé, Alejandro Sanz, Maná, Carlos Vives, Shakira y yo.

Cultura y Espectáculos – eluniversal.com